Es probable que, si estás leyendo este post, ya sepas lo que es el merchandising. Sin embargo, vamos a empezar con una pequeña definición del término para que todo esté mucho más claro.

El merchandising es una división del marketing formada por un conjunto de técnicas que contribuyen a potenciar las ventas de los comercios, mientras que al mismo tiempo, satisfacen las necesidades de los consumidores.

Beneficios del Merchandising o Regalo de Empresa

Son muchos los beneficios que puede ofrecernos el merchandising a las empresa, algunos de los más importantes son:

  • Aumento de las ventas de nuestros productos, en muchas ocasiones como consecuencia de un impulso conseguido a partir de esta estrategia.
  • Conseguir que el punto de venta sea más atractivo para nuestros clientes, llamando la atención de los mismos y atrayendo a nuevos.
  • Reducción de los tiempos de compra como consecuencia de la experiencia de compra.
  • Dar salida a stock, muchas empresas lo que hacen es utilizar el merchandising para vender productos que no habían tenido mucho éxito antes.
  • Mejorar la reputación de la marca. La percepción de una marca nos llega, entre otras formas, a través de lo que vemos o sentimos. Por eso, con una buena estrategia de merchandising puede mejorar nuestra reputación de marca.
  • Dar a conocer la marca, es decir, en muchas ocasiones a través del merchandising se aumenta el número de compradores de la marca puesto que es una forma de dar a conocer la propia marca a un mayor número de personas.

 

Técnicas de Merchandising para conseguir resultados

Es importante conocer estas técnicas para saber cual de ellas nos va a permitir conseguir unos resultados mejores para nuestro negocio. Por eso, vamos a explicar algunas de ellas:

  1. Gestión del espacio teniendo en cuenta las zonas calientes y las zonas frías del establecimiento. Las zonas calientes son aquellas por las que pasa mayor número de clientes y en las que más tiempo pasan los clientes, mientra que las zonas frías son todo lo contrario, zonas poco visitadas por los clientes.
  2. Animación del punto de venta, acciones para hacer atractivo el espacio de venta. De esta forma, llamamos la atención de los clientes pudiendo aumentar el número de nuestras ventas.
  3. Ubicación de los productos en los puntos de venta. Siempre deben tener fácil acceso y adquisición, si las cajas de pago se encuentran al fondo de la tienda puede que las ventas aumenten.
  4. Elementos exteriores de la tienda, es decir, escaparates llamativos que hagan que los clientes entren a la tienda a través de la curiosidad que les da el escaparate.
  5. Cambiar la localización de los productos con el objetivo de evitar que los clientes memoricen el camino hacia los productos y la consiguiente reducción de las ventas por impulso. Es importante tener en cuenta que es una buena técnica pero no hay que abusar de ella.
  6. Merchandising sensorial, es decir, estimular los sentidos de los clientes utilizando música, olores, colores y texturas creando un ambiente agradable y que puedan relacionar con la compra del producto.

También hay que tener en cuenta a qué tipo de público objetivo nos estamos enfrentando y, por lo tanto, qué tipo de merchandising ofrecer a cada tipo de público.

Tipos de Merchandising

Se pueden distinguir dos:

  • Merchandising para el cliente comprador: el cliente comprador es aquel cliente que ya se encuentra en nuestro establecimiento. Nuestra principal estrategia es hacer que no solo compre lo que necesita sino que también haga otras compras que no tenía previstas, esto se conoce como merchandising de salida.
  • Merchandising para el cliente oportunista: es aquel cliente que compara las diferentes ventajas que le ofrece cada establecimiento para así decidirse por uno. Por este motivo debemos aplicar un merchandising de entrada que llame su atención y consigamos que entre en nuestros establecimientos.

 

Otro aspecto a tener en cuenta es el tiempo que va a permanecer el merchandising en el establecimiento.

En primer lugar tenemos el merchandising permanente que está estrechamente relacionada con la ubicación del producto tanto en el lineal como en el establecimiento.

El merchandising promocional es aquel realizado durante un periodo de tiempo establecido para incrementar las ventas y, por último, el merchandising estacional que tiene relación con la época del año en la que estemos.

Merchandising

Como hemos podido ver a lo largo de este post, el merchandising es un factor muy importante. Si se tiene en cuenta de la forma correcta, la empresa puede beneficiarse de ello. ¿A qué estás esperando para ponerlo en práctica?

Echa un vistazo al catálogo de productos de Regalo Promocional que tenemos para personalizar con tu logo y utilizarlo como prefieras.